REGRESO A LA OFICINA CON SEGURIDAD.

Con la posibilidad de regresar una vez más a semáforo epidemiológico en verde, que será determinado por las autoridades sanitarias, se permitirá realizar actividades que estaban restringidas, se permitirá un mayor aforo en los cines y restaurantes, acceso a centros comerciales actividades al aire libre y, en consecuencia, algunas empresas han considerado el regreso paulatino a las oficinas de sus trabajadores en todos los niveles.

La campaña de vacunación ha avanzado, pero todavía estamos muy lejos de vencer a la pandemia y lo más recomendable es que todos sigamos cuidándonos.  

ESFUERZO CONJUNTO

Los esfuerzos de las autoridades sanitarias, sociedad y gobierno, empiezan a mostrar frutos, aunque aún no están maduros. Sin embargo, es un principio que nos da cierto grado de esperanza en que el futuro será mejor.

Por ello es importante considerar algunos puntos que nos permitan regresar al trabajo presencial de la mejor manera. Además de cumplir con los protocolos de seguridad sanitaria, como conservar la sana distancia, el uso del cubre bocas y la toma de temperatura, etcétera, los líderes de las empresas deben mostrarse ante sus colaboradores con una actitud empática para guiarlos a un retorno seguro.

Hace más de un año que gran número de empresa decidieron optar por el “teletrabajo”, y tuvieron que modificar su modelo de producción para garantizar la salud de sus trabajadores y que la organización no perdiera su posición en el mercado. Ahora corresponde garantizar un regreso paulatino exitoso al trabajo.

La salud física y emocional de los empleados es fundamental para que, en la medida de lo posible, se reestablezca la actividad productiva en todos los sectores de la industria, la manufactura, los servicios, el turismo y la construcción.

Cada empresa es diferente y cada una tiene sus propios medios de operar, sin embargo, hay algunos pasos que se deben dar para que los colaboradores se sientan seguros en su lugar de trabajo.

LA INFORMACIÓN ES VITAL.

Los líderes deben ser receptivos con los trabajadores y obtener información para guiarlos a un retorno confiable, es recomendable platicar con la mayoría de los empleados para conocer sus dudas, preocupaciones y expectativas, esto puede ser de mucha utilidad para planear de manera efectiva el regreso a las oficinas.

COMUNICACIÓN CLARA

La empresa debe comunicar de manera efectiva su visión, así como se establecieron las condiciones del trabajo en casa, para el regreso a la oficina la comunicación es esencial. Los encargados de los Recursos Humanos no deben esperar para comunicar de manera clara lo que la empresa está planeando, y se debe hacer incluso si la información es limitada o básica.

OPORTRUNIDAD PARA INNOVAR.

El regreso a las oficinas es la mejor oportunidad que tiene las empresas para poner en práctica métodos innovadores o para inventar alternativas que pueden ayudar a mejorar los modelos de producción anteriores a la pandemia.

Es el momento de implantar ideas que se han guardado con anterioridad, para que líderes y colaboradores puedan aprender juntos alternativas que en un momento parecieron arriesgadas pero que ahora pueden ponerse en práctica. Esto contagiará entusiasmo y creará un ambiente motivador para ser más productivos.

OFRECER NUEVAS EXPECTATIVAS.

Con el regreso al trabajo presencial, las empresas deben ofrecer expectativas claras en cuanto a la nueva forma de operar. Es el momento de exponer los lineamientos que regirán el funcionamiento, los procesos, las herramientas, la comunicación y las responsabilidades de todos los que conforman la planta productiva.

Es el momento para que los líderes animen a sus colaboradores a identificarse con las expectativas del negocio, pero también a conseguir que sus propias expectativas se cumplan en esta nueva etapa.

EVITAR SENTIMIENTOS DE NOSTALGIA.

Con el regreso a las oficinas es probable que algunos empleados añoren las condiciones de trabajo anteriores a la pandemia y se resistan a los nuevos lineamientos y prevalezca un sentimiento de nostalgia por el pasado. Los empleados con mayor antigüedad pueden encontrar que en el pasado las cosas se hacían de mejor manera; la resistencia al cambio es algo natural.

Los encargados de los Recursos Humanos deben tener una actitud positiva ante estas manifestaciones y buscarán apoyar a los empleados haciéndoles ver que llevará tiempo a toda la organización incorporarse a los cambios una vez que se retorne a las fuentes habituales de trabajo.

Se debe tener claridad en las decisiones que se tomen pues serán críticas para determinar las pautas de cómo se hará el trabajo en el futuro, lo que sin duda impactará las relaciones internas y el ambiente con los compañeros, las conexiones emocionales con la empresa y al trabajo mismo.

En todos los sentidos, el regreso a la oficina será un nuevo cambio en la vida de muchas personas. La pandemia alteró de manera abrupta la vida de la mayoría de la gente en el mundo. Todos, nos vimos en la necesidad de modificar de manera radical nuestras actividades, relaciones y afectos. Perdimos a seres queridos, familiares, amigos y compañeros de trabajo.

El regreso a las oficinas tiene que ser con una nueva visión, es una nueva oportunidad para ser mejores en lo que hacemos y para aprender de esta experiencia. Nadie estaba preparado para los efectos de la crisis de salud, y este es el mejor momento para prepararnos para un regreso exitoso a las oficinas.

Texto: Ricardo Tejeda

Para Recruiters & HR Advisors LATAM

¡Gracias por comentar y compartir la información!