RECLUTAMIENTO INCLUSIVO Y DIVERSO.

En todo el mundo se celebra el mes del orgullo LGBTQ y es un momento oportuno para reflexionar si tu empresa es inclusiva, si cuenta con las herramientas para promover la diversidad.

¿QUÉ ES UNA EMPRESA INCLUSIVA Y DIVERSA?

Es una organización que no sólo se dedica a cumplir con las regulaciones vigentes en el ámbito social, sino que también promueve e incentiva la pluralidad de género, la diversidad étnica y de religión, orientación sexual o edad y que incluye empleados con diversidad funcional.

Una empresa inclusiva es la que aplica políticas y estrategias desde la gestión de talento que aseguren la diversidad y la inclusión en sus equipos de trabajo y todos los procesos de producción y que, además, promueve la formación de todos los trabajadores, líderes y gerentes en ese sentido.

BENEFICIOS DE LA DIVERSIDAD EN EQUIPOS DE TRABAJO

En muchas empresas existe la falsa idea de los equipos de trabajo formado por personas distintas y diversas o con pensamientos e ideas diferentes, son un foco de conflicto y difíciles de gestionar.

Nada más lejos de la realidad. Esa premisa no sólo debe desmentirse, sino que tiene que ser erradicada de todos los ámbitos laborales ya que la diversidad de pensamiento o de creencias no debe ser un obstáculo para la sana convivencia entre los colaboradores que comparten un esquema y un ambiente de trabajo. La cultura e ideales de la empresa son los responsables de que la armonía entre empleados sea fructífera para todos.

MEJORES RESULTADOS PARA LA EMPRESA.

Está demostrado que las empresas que tienen más balanceada la distribución de género alcanzan resultados 48% superiores que las que no lo tienen. La diversidad en los equipos de trabajo promueve la pluralidad en las ideas, lo que añade valor a los resultados finales de los proyectos.

MEJORA LA PRODUCTIVIDAD

Las ideas compartidas entre diferentes maneras de pensar siempre traen como resultado ideas más creativas que mejoran la producción. La diversidad aumenta la estimulación, el compromiso, el reto continuo, la productividad, el aprendizaje, el trabajo y la satisfacción del equipo.

Algunas encuestas afirman que el 85% de los CEOs de las empresas que promueven la diversidad y la inclusión reportan mejores rendimientos que las demás, y del mismo modo, los equipos diversos reportan un 30% más de ganancias para la organización.

AUMENTA LA RETENCIÓN DEL TALENTO.

La disputa entre empresas por contar con el mejor talento es cada vez más intensa. Las organizaciones se esfuerzan por contar con los colaboradores mejor capacitados para los diferentes puestos en su organización, y una vez que se consiguen, los esfuerzos se centran en retenerlos.

Las empresas inclusivas que promueven la diversidad tienen la ventaja de atraer a los mejores candidatos para sus vacantes. Si la empresa se esfuerza por brindar al trabajador el mejor lugar para desarrollarse como profesional y como persona, sin restricciones en la proyección ni prejuicios de ninguna índole, será más fácil hacer que el puesto de trabajo sea tan atractivo que el trabajador no querrá dejarlo.

MEJOR RELACIÓN CON LOS CLIENTES.

Según estudios realizados por distintas compañías especializadas, las empresas con mayor diversidad consiguen un 39% más satisfacción de sus clientes. Ya que el 67% de los consumidores prefieren las empresas que comparten sus valores en materias como la sustentabilidad, la transparencia y, sobre todo, la diversidad y la inclusión.

PROCESO DE RECLUTAMIENTO INCLUSIVO.

Para garantizar la inclusión y la diversidad en las empresas es importante asegurarse de cumplir con esas premisas desde la contratación de los candidatos empezando desde la redacción de la oferta laboral.

Se recomienda utilizar un lenguaje inclusivo para posesionar y mostrar la cultura de la empresa inclusiva desde el primer contacto con el candidato, añadiendo en la oferta del puesto que el proceso de reclutamiento garantiza la igualdad de oportunidades sin distinción de raza, sexo, origen, edad, etcétera.

Promover la diversidad y la inclusión en las empresas debe ser una obligación permanente. La sociedad está evolucionando y es más inclusiva, donde todos los individuos tienen las mismas oportunidades y reciben el apoyo necesario y la oportunidad de acceder a todos los medios, para poder tomar decisiones y participar con sus semejantes independientemente de sus características, habilidades, discapacidades, raza, credo, género o preferencia.

Texto: Ricardo Tejeda

Para Recruiters & HR Advisors LATAM

¡Gracias por comentar y compartir la información!