LAS MUJERES EN ACCIÓN

Es un hecho que, por años, a las mujeres trabajadoras siempre se les ha tratado de manera desigual con relación al trato que reciben los hombres. Esto no es privativo de nuestro país, por mucho tiempo, aún en lo países desarrollados se presentó este fenómeno. De ahí la lucha de valientes mujeres que han hecho mucho por hacer valer sus derechos en todo el mundo.

Pero veamos sólo el caso de México. Aunque el papel de las mujeres en la economía nacional es cada vez más intenso y varias instancias tanto públicas como gubernamentales han hecho esfuerzos para impulsar la equidad de género, todavía hay mucho camino que recorrer para que las mujeres mexicanas logren un trato más igualitario.

CIFRAS DE LA DESIGUALDAD.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en nuestro país la brecha salarial entre hombres y mujeres hasta 2019 era del 18.8% lo que representaba una de las más amplias entre los países de miembros de este organismo, muy por encima del promedio que se encontraba en un 13 por ciento.

En 2018 PROIGUALDAD, presentaba cifras más desiguales estableciendo que las mujeres representaban el 43.7% de la participación económica y más del 53% de ellas tenían ingresos de un salario mínimo, mientras que los hombres concentraban 70% de las percepciones superiores a cinco salarios mínimos.

Estos datos son previos a la pandemia, lo que los hace más preocupantes si consideramos que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) han mencionado que los efectos de esta crisis de salud podrían revertir el escaso progreso que se ha logrado en la igualdad de género y en los derechos de las mujeres trabajadoras y la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) pronostica que la pandemia podría representar un atraso de 10 años de la participación de las mujeres en el mercado laboral.

ACCIONES PARA IMPULSAR LA IGUALDAD DE GÉNERO.

Impulsar la igualdad de género en las empresas tiene muchos beneficios, ya que está comprobado que al ampliar la planta productiva femenina, se obtienen mejores resultados medibles y se mejora la imagen de esas empresas por su política inclusiva. Aquí algunas recomendaciones para lograr esos objetivos:

MUJERES EN PUESTOS DE LIDERAZGO.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) considera que se requiere del 30% de mujeres en los consejos directivos para que la diversidad de género tenga un impacto positivo y, a pesar de que en México el porcentaje de empresas con al menos 3 mujeres en su consejo ha aumentado un 5%, sigue siendo un representación muy baja, ya que el tamaño promedio de un consejo es de 19.8 participantes y se considera que las organizaciones con una mejor diversidad de género en posiciones directivas, pueden ser hasta un 40% más rentables.

IGUALDAD EN LAS PRÁCTICAS DE RECLUTAMIENTO.

Con esta práctica, se garantiza ofrecer las mismas oportunidades a mujeres y hombres en el acceso a un puesto de trabajo y las empresas tienen la oportunidad de contar con perfiles más competitivos que no están sujetos a estereotipos de género. Para lograrlo es prudente cuidar la descripción del puesto utilizando un lenguaje neutro al ofrecer una vacante.

HERRAMIENTAS PARA LA MEDICIÓN Y LA TRANSPARENCIA.

Muchas empresas creen que cuentan con los procesos adecuados para la paridad de ambos sexos, pero cuando se miden, la realidad es distinta. De acuerdo con McKinsey & Company sólo el 24%de las empresas en México monitorean la participación femenina en los procesos de reclutamiento.

La falta de medición y transparencia en los procesos de selección explica la escasez de iniciativas para mejorar la participación, desarrollo y retención del talento femenino en todos los niveles de la organización. Es necesario implementar una herramienta de medición para que las empresas conozcan cómo están en el tema de equidad de género, a medir los salarios por género, igualdad de posibilidades de género en el proceso de reclutamiento, la adecuada distribución de géneros en los niveles de dirección y liderazgo y otros temas que ayuden a identificar las áreas de oportunidad en este sentido.

Hands Using Tablet Screen Showing Statistics Business Data

INFORMACIÓN PARA SENSIBILIZAR A LOS COLABORADORES.

Informar y sensibilizar a los colaboradores en el tema de igualdad de géneros es necesario para que todos los miembros de la organización estén alineados y se eliminen obstáculos y discriminación asociados al género.

La equidad de género no debe tratarse como una cuestión de moda o con una determinada temporalidad, sino que debe ser una nueva visión de todas las empresas, en el fomento de una cultura inclusiva en el país que permite, además de una economía más robusta, una igualdad más acorde a la época que vivimos.

Todas las empresas deben velar por la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres como una nueva estrategia y modelo de negocio para aumentar la productividad, reducir la rotación, generar más fidelidad y, al mismo tiempo, un ambiente laboral más favorable.

Con información de: AMEDIRH y Mariana Olimpia Chávez V.

Texto: Ricardo Tejeda

Para Recruiters & HR Advisors LATAM

¡Gracias por comentar y compartir la información!