EMPRESARIOS RECUPERAN OPTIMISMO

Tras vivir varios meses con tendencia de estancamiento y de registrar los niveles más bajos de confianza empresarial al inicio de la pandemia, durante el pasado mes de marzo de 2021, los empresarios de manufacturas, la construcción y el comercio, se mostraron un poco más optimistas con respecto a la recuperación económica del país y de sus empresas, con un alza de 1.5 puntos en comparación con el mes de febrero, según lo informan los resultados de las Encuestas Mensuales de Opinión Empresarial (EMOE) del INEGI, que es el indicador de confianza en el sector manufacturero y comercial del país.

Aún faltan algunos rubros y componentes en los indicadores de confianza y expectativa empresarial como son la posibilidad de realizar inversiones tanto nacionales como extranjeras. En ese rubro, en el de la inversiones, los tres sectores de la industria no muestran ningún tipo de optimismos, pero a pesar de eso, se mantienen una tendencia moderada de la recuperación por parte de los empresarios mexicanos.

OPTIMISMO EN NÚMEROS.

El sector que mostró un nivel de confianza más bajo, fue el de la construcción con un alza de apenas un 0.4%, mientras que el comercio se encuentra en el nivel de 20.5 puntos que, aunque parece muy optimista en realidad esta por debajo del umbral mínimo que es de 50 puntos, mientras que los sectores de la industria y la construcción se ubican en 27.2 y 25.3 puntos por debajo de ese mismo parámetro.

Sin embargo, en el rubro del futuro económico de sus empresas (que se refiere a los próximos 12 meses), es en donde los empresarios mostraron mayor optimismo. Lo que refleja confianza de que en el futuro inmediato, si bien no ganarán lo estimado, tampoco perderán lo poco que se ha recuperado.

Durante el tercer mes del 2021, los empresarios del comercio colocaron este componente en un nivel de 65.5 puntos de 50, mientras que los empresarios de de la construcción y las manufacturas se ubicaron en 65.1 y 58.6 puntos, respectivamente.

Business people shaking hands together

AUMENTA LA CONFIANZA.

Las cifras revelan que si bien, aún hay niveles de confianza de la recuperación económica relativamente bajos en comparación con los registros de antes de la pandemia, el primer trimestre del año muestra mejores expectativas para los empresarios, no solo en términos del clima nacional de negocios, sino además y lo más importante, en el desempeño interno de sus empresas.

En ese sentido, los empresarios de estos tres sectores (manufactura, construcción y comercio), también han podido recuperar parte de sus operaciones y las proyecciones de desarrollo de sus empresas también continúa mejorando.

La industria de la construcción muestra un optimismo mayor al mejorar las condiciones de salud gracias a la aplicación paulatina de la vacuna en la población, ya que con esas medidas se espera la realización de un mayor número de obras en el territorio nacional, lo que podrá dar empleo a contratistas principales y sub contratistas con lo que se espera tener un mayor número de personal contratado y por ende que aumente el valor comercial de las obras que se realicen en el futuro.

Por su parte, el sector del comercio, tiene unas expectativas más moderadas, porque parte de la reactivación económica dependerá en gran medida de que se normalicen todas las demás actividades y se vaya regresando a la obtención de más fuentes de empleos, ya que por el momento este sector basa sus esperanzas en las ventas de productos en donde se puede mejor los ingresos ya sea por comisiones o consignación.

En cuanto al sector manufacturero, las expectativas se mantienen a la baja ya que, como en los casos anteriores, todo depende de que las condiciones de salud permitan que la gente regrese a sus puestos de trabajo o que se generen nuevas fuentes de empleo.

MEJORES EXPECTATIVAS.

Como se sabe, muchas empresas tuvieron que cerrar definitivamente y despedir a su personal. Y las empresas que han logrado sobrevivir dependerán de la aplicación de la vacuna y que se relaje la emergencia sanitaria para poder contratar personal y aumentar su planta productiva.

Sí, la recuperación económica nacional ha sido lenta y la confianza de los empresarios en varios sectores del mercado laboral, poco a poco han ido recuperando su optimismo. Aun falta mucho, pero es una luz de esperanza para que los empresarios inviertan en sus industrias y se recupere el empleo que es el motor que verdaderamente mueve la economía del país.

Texto: Ricardo Tejeda

Para Recruiters & HR Advisors LATAM

¡Gracias por comentar y compartir la información!