ALTERNATIVAS DE LAS EMPRESAS MEXICANAS EN 2021

Ante la crisis económica derivada de la pandemia de Covid 19 la mayoría de las empresas en el mundo se encuentran ante una gran encrucijada: “despedir o mantener a su personal”. Desde luego, México no es la excepción y muchas industrias nacionales o extranjeras que operan en nuestro país, están enfrentando esta decisión actualmente.

Algunas empresas están optando por conservar su plantilla laboral mientras esperan que se normalicen las actividades, en cambio otras se han visto en la necesidad de recortar de manera significativa su planta laboral y muchas de las llamadas pequeña o medianas empresas (PYMES), han cerrado definitivamente.

LOS NÚMEROS NO MIENTEN.

Los datos oficiales del Seguro Social y del INEGI acusan que, desde mayo del 2020 hasta enero del 2021, se han perdido alrededor de dos millones de empleos, con algunas recuperaciones marginales. Sin embargo, la crisis económica se ha visto reflejada en ámbitos laborales como el turismo, la industria restaurantera, la manufactura, la automotriz, el comercio o el de la construcción y otras más, lo que ha dado paso a una creciente incorporación de muchas personas al mercado informal.

Esa es una realidad que no se puede ocultar. La crisis económica que enfrenta México puede significar un atraso enorme, tal vez el más grande de los países de la región y las perspectivas apuntan a que la recuperación para alcanzar los niveles de antes de la pandemia, pueden tardar varios años. Según estudios realizados por varias instituciones, “hasta el momento, un 42% de las empresas ha logrado mantener intacta su nómina, mientras que 33% ha recurrido al recorte de plazas”

OPINIONES DESTACADAS.

De acuerdo con el estudio… Y cuando despertamos. Impacto del Covid en RRHH” elaborado por ThePowerMBA, destaca que “4 de cada 10 empresas en México mantuvieron su plantilla sin ajustes, mientras que 33% tuvo que realizar recortes, un 12% realizó despidos, pero a su vez desarrolló nuevos departamentos. Y sólo 11.9% aumentó sus plazas durante la actual contingencia sanitaria”.

De acuerdo con el estudio mencionado, “un 58.7% de las empresas encuestadas sufrió un decremento en su facturación; 33.6% mantuvieron sus cifras prospectadas y sólo 7.7% pudo aumentar a raíz de la pandemia”.

“Una de las estrategias desde el inicio de esta pandemia fue justamente intentar preservar el trabajo de nuestros equipos, antes de llegar a esa medida, los colaboradores de Metlife tendremos la certeza que se agotaron las posibles opciones para cumplir nuestro propósito” señaló Ángela María García Escalante, HR Busines Consualtan Director de Metlife, a Forbes México.

Por su parte, Juan Domínguez, director corporativo de Recursos Humanos de Citibanamex, consideró que “si bien no es posible decir que la fuerza laboral se mantendrá intacta ante el actual panorama, la plantilla en este banco conservará sus números del año pasado, sin destacar un aumento de contrataciones gracias a las necesidades de la empresa y de sus clientes”.

Mientras que el director de Talento & Cultura en BBVA México, el señor Pablo Alberto Martínez Almaraz, “resaltó que es muy difícil saber el impacto final de la crisis en el empleo sobre todo cuando aún la pandemia en el mundo no ha sido controlada y, por lo tanto, su impacto en la economía (y el empleo) sigue siendo muy incierto”.

TELETRABAJO O REGRESO A LA OFICINA.

El estudio, en el que participaron empresas como Metlife, Citibanamex, BBVA México, Uber, Total Play, Watmart, entre otras, destaca que esta crisis de salud ha modificado la percepción de las compañías con respecto a trabajar en casa o Home Office y lo han convertido en “una clara opción para ajustar el regreso a las oficinas”.

Antes de la crisis, el 60% de las empresas estaba más en contra que a favor del teletrabajo, pero actualmente el 91% de esas empresas desarrolla sus actividades a través de esa modalidad a las que se suman otras prácticas digitales y apenas un 6% de las empresas se muestra en contra del teletrabajo.

En consecuencia, y con miras al futuro, “un 58% de las empresas considera al Home Office como una actividad esencial a desarrollar y perfeccionar en sus colaboradores, aunque un 28% la considera relevante pero no indispensable y un 11.2% sigue creyendo que el teletrabajo es una práctica que no se ajusta a sus operaciones ni a su modelo de negocio”.

Sin embargo, es claro que el paso obligado a la digitalización ha puesto a los líderes empresariales a rediseñar la dinámica laboral, así como los espacios físicos de las empresas y los mecanismos que les permitan retomar la normalidad de sus actividades al mismo tiempo que deben frenar los contagio y mantener un estrecho cuidado de la salud física, psicológica y emocional de sus colaboradores.

De acuerdo con el estudio de ThePowerMBA, “un 23% de las empresas considera el regreso a las oficinas con nuevos protocolos de limpieza y sana distancia, mientras que un 24% seguirá con el teletrabajo y el 50% adoptará opciones híbridas con horarios más flexibles”.

DESAFÍOS PARA RECURSOS HUMANOS.

Como ya se ha apuntado en este espacio, los encargados de Recursos Humanos deben enfrentar retos y desafíos como son evitar la fuga de talento, así como adaptar sus procesos de preselección y selección y deben actualizar sus sistemas digitales para lograr un mejor control y seguimiento de sus empleados.

En palabras del director de RRHH de BBVA México, “esta crisis seguramente provocará una evolución importante hacia la digitalización y el autoservicio en los procesos de atracción, selección y contratación. Igual que hemos invertido mucho en los procesos de on-boarding digital de clientes, es básico aplicar estos mismos conceptos (digitalización, conveniencia y autoservicio) a los procesos de on-boarding de colaboradores”.

Para evitar la fuga de talento en sus corporaciones, entre las principales estrategias a las que recurrirán son la flexibilidad en el trabajo 35% y la formación profesional con un 33% esto último por la “necesidad de implementación de programas de desarrollo humano para la motivación de sus colaboradores ante la incertidumbre”. Y agregó Martínez Almaraz que “los métodos de formación serán otro de los aspectos de la crisis que debemos plantearnos como un reto porque su entrega de manera remota y por eLearning serán parte muy importante de la nueva realidad”.

La crisis de salud y económica han llegado para quedarse y para modificar de manera significativa la realidad y cotidianidad como la conocíamos hasta antes de irrupción en la vida de todos en el mundo. La actividad laboral se ha visto trastocada de muchas maneras y la humanidad ha tratado de responder de manera creativa para no perder lo que se había logrado.

Desde luego que lo más importante es la salud de todos, y ese debe ser el principal enfoque que debemos mantener en la mira. La vida de los seres humanos no tiene precio. Y parte esencial de la vida es el trabajo productivo. Llevar pan a la mesa de la familia es el motor de todos. Y mientras más rápido nos podamos adecuar a las necesidades que esta crisis nos demanda, más fuertes seremos como sociedad cuando todo esto termine.

Con información de: FORBES

Texto: Ricardo Tejeda

Para Recruiters & HR Advisors LATAM

¡Gracias por comentar y compartir la información!